La demanda de arbitraje solo podrá iniciarse por aquél que es titular del contrato, independientemente de quién realice el pago de los servicios.