Para solicitar el arbitraje es necesario que se haya reclamado previamente a la empresa y no se haya logrado un acuerdo entre las partes. Es importante aportar documentos que acrediten el objeto de esa reclamación: contrato realizado, facturas emitidas, presupuestos, pagos realizados…

Es necesario rellenar un modelo de solicitud de arbitraje que puedes descargar aquí. Además la persona usuaria podrá acompañarlo de un breve escrito en el que plantee la controversia surgida entre las partes.